x 
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

HABLAMOS DE LAS TAREAS ESCOLARES

HABLAMOS DE LAS TAREAS ESCOLARES

DEBERES ESCOLARES ¿A FAVOR O EN CONTRA?

Que gran debate, tenemos hoy en el blog del mercaderdejuegos, para algunos es una condena para otros es un alivio. Todo depende de lo que nos haya tocado ya sea por colegio, profesores, hijos…

Siempre este tema nos origina una gran controversia, ya que no sabemos bien cómo actuar, ¿Cuál es el límite de la ayuda que debo ofrecer? O es mejor no hacer nada y que el niño solucione él solito sus problemas.

A nivel personal creo que cada uno debe gestionar lo que te ha tocado y actuar en consecuencia, pero es cierto que algunos consejos que nos dan los expertos vienen muy bien.

Así que os vamos a resumen las directrices generales y así podréis como padres tomar las medidas más oportunas para vuestro caso.

ERRORES que no deberíamos cometer:

  • Implicarse en los deberes escolares de los hijos, no debe significar hacerle los deberes al alumno
  • Un mal apoyo puede generar dependencia al niño
  • No podemos transmitirles la idea de que son incapaces de hacer los deberes ellos solos.

CONSEJOS que si deberíamos hacer:

  1. Conocer a los profesores de su hijo y saber sus objetivos. Conocer los objetivos que tienen para cada evaluación es muy útil para conocer qué es lo que les van a exigir. Pregúntales acerca de lo que esperan de los deberes y sobre cómo debería implicarse usted.
  2. Elegir un área adecuada para hacer los deberes.

Disponer de un lugar bien iluminado y cómodo para hacer los deberes con todo el material necesario, siempre evita que estén distraídos buscando cosas.

  1. Determinar un horario regular para estudiar y hacer los deberes. Para establecer este punto es muy importante conocer bien a tu hijo y saber lo que mejor le viene a él. Ya que algunos niños trabajan mejor por la tarde, después de merendar y jugar, mientras que otros prefieren esperar a después de la cena. Claro que todo dependerá del volumen de trabajo que tenga y de su ritmo ya que para aquellos que tarden mucho en realizar sus tareas dejarlo para después de cenar será imposible.
  2. Los niños rinden más en el colegio cuando sus padres se interesan de forma activa por sus deberes y tareas escolares, así les demuestran a sus hijos que lo que hacen es importante.
  1. Reduzca al mínimo las distracciones. Esto engloba la televisión, la música alta y las llamadas de teléfono.
  2. Motive y supervise a su hijo. Pregunte a su hijo sobre las tareas escolares, los controles y los exámenes. Apóyelo, revise que ha completado los deberes y trasmítale el mensaje de que puede acudir a usted cuando tenga preguntas o haya algo que le preocupe.
  3. Dele un buen ejemplo. ¿Le ve su hijo organizándose bien el tiempo o leyendo libros? Los niños son más proclives a seguir el ejemplo de sus padres que sus consejos.
  4. Elogie su trabajo y su esfuerzo. Cuelgue en la nevera un examen o trabajo artístico donde sacó un sobresaliente. Comente sus logros académicos a sus parientes.
  5. Los deberes deben entenderlos como un compromiso que el alumno debe adquirir, pero sin precisar de la orientación constante de otra persona.
  1. Los padres pueden apoyar a sus hijos demostrándoles sus habilidades de organización y de estudio, explicándoles un problema complicado o animándoles a que se tomen un descanso cuando lleven cierto tiempo trabajando en las tareas escolares.

Me ha gustado mucho esta frase que explica muy bien cómo deben actuar los padres respecto a los deberes de sus hijos:

“El padre debe ponerse en la posición del entrenador: organizar y asesorar con el objetivo de mejorar el rendimiento, no correr con el jugador ni comer las mismas calorías ni, por supuesto, sufrir sus lesiones”

También estoy muy de acuerdo sobre todo en los primeros cursos escolares en la postura que tienen en Finlandia, sobre el refuerzo de las tareas escolares en casa ya que ellos apuestan por el aprendizaje cooperativo y los deberes en casa son individualizados, para ampliar o investigar conocimiento. Es decir, si, por ejemplo, un niño va mal en lectura, hace una actividad que tenga que ver con eso, si va mal en matemáticas, hará problemas, etc.

Pero pensar en deberes individualizados en nuestros colegios es algo impensable con el número de alumnos que tienen los profesores por curso.

Aunque sería lo ideal para que cada alumno pudiera reforzar aquello en lo que anda más flojillo y los demás si no lo necesitan no mandarles esos deberes y que pudieran disfrutar de más tiempo libre para JUGAR.

CEAPA, que junto a la FCPE forma parte de la Confederación Europea de Padres y Madres de la Escuela Pública (CEPEP) habla sobre el exceso de deberes y propone unos argumentos en su contra, para eliminarlos:

  • Los deberes provocan desigualdades sociales: que un niño los ejecute mejor o peor depende del nivel socioeconómico y cultural de su familia y de su entorno.
  • Cuantas más familias sientan la necesidad de recurrir a las clases y profesores particulares para completar la educación de sus hijos, más estará fracasando el sistema educativo reglado en el objetivo de educar a toda la población escolar y garantizar la igualdad de oportunidades.
  • Crean tensiones entre padres e hijos. Muchas veces, para poder hacer los deberes se quedan sin jugar, por lo que generan rechazo.
  • Constituyen un problema para muchos progenitores que salen tarde de trabajar y no disponen de tiempo.
  • Los menores necesitan tiempo para realizar actividades deportivas, culturales o de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal.

Qué propone la CEAPA:

  • Establecer una enseñanza más motivadora, práctica y centrada en la adquisición de competencias básicas.
  • Que los deberes sólo estén constituidos por una formación complementaria.
  • Que todos los centros educativos oferten programas de refuerzo educativo de manera que al término de la jornada escolar los alumnos con más dificultades se queden un tiempo limitado en la escuela y reciban alguna clase de apoyo en las materias que lleven más atrasadas.

Otras organizaciones como la COFAPA (Confederación de Padres de Alumnos) o la CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), insisten en la importancia de las tareas escolares fuera del aula para ejercitar el esfuerzo y la disciplina.

Como resumen podemos argumentar que a todos nos parecen bien que traigan deberes los niños pero nunca en exceso, un ratito por la tarde entretenidos repasando las tareas que han aprendido durante la mañana, no es mala idea pero siempre que puedan disponer de tiempo libre para realizar actividades físicas necesarias para su desarrollo y descanso de toda la familia.

Sirvan de ejemplo en relación con esta concepción de los deberes las dos experiencias pedagógicas siguientes:

   Deberes creativos (Escuela Pública Fructuós Gelabert de Barcelona). Se trata de una iniciativa diseñada en el marco de la Comisión de Aprendizajes, formada por profesores y padres, que en el curso 2009-10 reflexionó acerca de la conceptualización de las actividades de aprendizaje fuera de la escuela. En ese sentido, el centro educativo promueve los “deberes creativos” entendiendo que estos deben de ser:

  • Breves: sin invadir el tiempo familiar y de ocio.
  • Creativos: no aburridos y que sirvan para relacionar lo que aprenden en la escuela con la vida cotidiana.
  • Personalizados: adecuados a la edad y a las necesidades de aprendizaje del niño.

   Regla de los 10 minutos (Duke University de Estados Unidos). Esta teoría pedagógica del profesor Harris Cooper, se centra en limitar los deberes y no en eliminarlos. El autor considera, que parece que los alumnos que hacen deberes tienen mejores resultados que los que no, pero sólo si lo hacen con la calidad y cantidad adecuada. Por esta razón propone, y considerando que se ha demostrado que los deberes son más eficaces en alumnos de educación secundaria, diseñar actividades que impliquen 10 minutos diarios para su realización, en los alumnos del primer curso de escolarización obligatoria. A partir de aquí, habría que incrementar en cada curso el tiempo estimado para el desarrollo de los deberes en 10 minutos adicionales, hasta llegar a los 120-150 minutos en el bachillerato. En esta última etapa educativa, se considera importante la repercusión que tienen los deberes en el proceso de aprendizaje de los jóvenes.

Espero que os sirva de ayuda estos argumentos sobre si o no a los deberes de los niños que tantos trastornos nos producen en el día a día, para aquellos que somos padres preocupados por los estudios de nuestros hijos.

Y suerte con ellos pero recordar que es muy importante que todos los días tengan tiempo de JUGAR o disfrutar de su tiempo, dependiendo ya de sus edades.

www.elmercaderdejuegos.es

DESCUENTOS Copiar

Bibliografía :

http://universoup.es/9/vivirenlafrontera/deberes-si-deberes-no/

http://www.serpadres.es/familia/noticias/articulo/deberes-escolares-en-casa-demasiados

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/padres/homework_esp.html

Valora este artículo del blog:
4
Juegos tradicionales para Halloween
TALLER DE MANUALIDADES CON CANICAS

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 23 Septiembre 2018
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

FacebookTwitterGoogle alt 2Instagram altYoutubepinterest

Menu Offcanvas

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.