CIMINICERRA

Los jugadores echan a suertes para elegir una "madre". El resto se agarran a un pañuelo. Una vez que están todos agarrados al pañuelo, la madre grita "ciminicerra", a lo que los demás jugadores responden: " ¿qué fruta lleva?". La madre responde: "Es un árbol ni muy alto ni bajo que se parece a..." y explica la altura comparándolo con algo que se puede ver. "Y que echa una fruta..." y explica cómo es la fruta. Entonces los jugadores comienzan a adivinar el nombre del árbol y de la fruta. El que lo acierta, coge el pañuelo y los demás salen corriendo, porque el que se queda con el pañuelo puede dar con éste al resto de jugadores hasta que la madre grite de nuevo "ciminicerra". En ese momento, las tornas cambian, el jugador que lleva el pañuelo lo suelta y son los demás jugadores quienes le pueden dar azotes a él. Para salvarse, deberá ir lo más rápido posible a donde está la madre y allí se pondrá a salvo.